En el taller, corto, cepillo y lijo la madera con herramientas y métodos tradicionales y artesanales en lo más posible.

Aquí se hacen todos los procesos productivos, desde los tratamientos primarios de los materiales, hasta barnizar con muñequilla, el ajuste de las cuerdas y la prueba de sonido con las primeras notas del instrumento.